Los verdiblancos sufrieron y al descanso ganaban por la mínima. El partido se rompió cuando faltaban diez minutos

El Liceo consiguió su cuarta victoria consecutiva en Lloret en un partido en el que sufrió pese al 1-5 del resultado final. Porque el conjunto local aguantó dignamente durante 40 minutos. Es más, no se lo puso nada fácil a los verdiblancos, que se adelantaron mediada la primera parte por medio de David Torres. Su gol fue el único que subió al marcador en la primera parte ya que Xavi Malián detuvo la ocasión a bola parada de la que dispusieron los locales al parar una falta directa a Xavier Sulé después de que Pau Bargalló recibiera una tarjeta azul.

La segunda parte se presentaba muy abierta y de nuevo los de la Costa Brava pudieron empatar con otra directa que Sulé no acertó y, en cambio, fue Carballeira el que dio la tranquilidad al Liceo. El partido se rompió definitivamente a falta de diez minutos con la azul a Xavi Crespo. Pau Bargalló marcó la directa y después su hermano Jordi sentenció con otros dos goles, aunque maquilló Carbó de penalti.

 

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »