El Reus se ha presentado en la segunda vuelta de la OK Liga en una situación incómoda. Muy incómoda.

Queda tiempo para arreglarlo, pero los registros del equipo de Mariotti han desinchado el globo de esperanza que reinó durante la primera parte del campeonato. Al mismo tiempo que crecen las dudas sobre el modelo del técnico. Hasta el punto que parecía que los reusenses se habían apoderado del cuarto puesto con brillantez. Para ellos, probablemente algo así como el liderato de su liga más real.

Todo se terminó torciendo el pasado 27 de noviembre, con la derrota del equipo de Mariotti en Calafell. Desde entonces, sólo el éxito ante el Lloret ha maquillado una racha oscura. Hasta el punto que el Reus acumula cinco jornadas consecutivas sin ganar. Derrotas ante el Noia, el Igualada, El Barça y el Vic. Empate ante el Vendrell.

Con esos números, los reusenses acudirán a su Copa del Rey, la que se disputará del 25 al 28 de febrero en el Pavelló Olímpic, sin ser cabezas de serie y con un cruce de cuartos de final temible ante el Vic. Curiosamente, los osonenses se convirtieron, el pasado sábado, en el último verdugo del Reus. Le superaron con solvencia por 5-3. Actualmente, los chicos de Mariotti se han visto desplazados a la octava plaza. Suman 22 puntos, cinco menos que el cuarto, el Noia. Esa plaza de Liga Europea fue marcada como gran objetivo del curso.

En una situación casi límite en el campeonato doméstico, los rojinegros se jugarán media temporada este sábado, en el cruce de cuartos de final de la Copa de la CERS que les va a medir al Vilafranca. El partido de ida se disputará en el Palau d’Esports, a partir de las 21.00 horas. Las segunda máxima competición europea se ha señalado con fluorescente en la nómina de objetivos. El Reus ya fue finalista el año pasado, cuando perdió en la final ante el Sporting de Lisboa. En esta ocasión quiere campeonar.

Fuente: diaridetarragona.es

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »