El HC Liceo encara esta noche el partido perfecto para intentar olvidar sus recientes penas, la última, la derrota por 6-0 en el Palau Blaugrana, en el partido de ida de cuartos de final de la Liga Europea, resultado que le obliga a algo más que un milagro en Riazor para seguir vivo en la competición continental .

Una –presumible– decepción que se une a otra reciente: la eliminación en semifinales de la Copa del Rey,  título que el club verdiblanco no cata desde hace una docena de años.
Y en la OK Liga la cosa no marcha mucho mejor. Aunque todavían restan 12 jornadas, la desventaja de seis puntos respecto al Barcelona se antoja irremontable, por lo que los pupilos de Carlos Gil deben centrarse en la segunda plaza, que ocupa el Vic, con tan solo un punto que el conjunto coruñés.
Por ello, los de Gil deben ganar sí o sí esta noche en la pista del colista, un Enrile PAS Alcoy que tan solo ha ganado tres partidos (en Vilafranca, en Calafell y ante el Lloret) en 18 jornadas, y que en la seis últimas únicamente ha conseguido un punto, al empatar en casa contra el CE Noia (2-2). En la primera vuelta, triunfo bastante holgado (5-2) del Liceo.
El encuentro de hoy en el Polideportivo Francisco Laporta cuenta con un añadido emocional: el duelo entre los hermanos Pérez, el visitante Toni y el local Gonzalo, quien el pasado verano abandonó el Cerceda en busca de lo que creía un equipo con más potencial.

Fuente: El Ideal Gallego

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »