Noticias Destacadas
Inicio » Noticias » Un campeón con equilibrio perfecto
Un campeón con equilibrio perfecto

Un campeón con equilibrio perfecto

Concepción logró una conjunción ideal de años. Con veteranos y juveniles ganó el título.

El “Taco” Osvaldo Raed tiene 45 años. David Páez (42), Ariel Romero (32) y Martín Maturano (31). Esos son los más “veteranos”. Del otro costado están Baltazar Montilla (14), Damián Páez (17), Lautaro Luna (17) y Juan José Marín (19), los juveniles. Y dos, en el medio: Conti Acevedo (20) y Franco Giuliani (24). Promedio de edad: 26 años. Un número ideal, claro que balanceado entre unos y otros. Ese equilibrio resulta casi perfecto para aguantar un Campeonato tan duro como el Argentino, que se juega a full en seis días. Y es una de las razones por las que Concepción ganó el título.

Es también fundamental saber balancear esas edades. Labor que también cumplió sin errores el técnico Lito Belbruno.

El tema edad es una pata fundamental. Lo mismo que las características de cada jugador. Porque nadie puede negar la vigencia eterna de David Páez, el tremendo momento por el que está pasando el arquero Conti Acevedo. La explosión de Damián Páez y la fortaleza para defender de Martín Maturano. Los cuatro con un funcionamiento perfecto en el torneo. Acompañados por el resto para conseguir el título de manera indiscutible.

Pasó un nuevo Argentino de Clubes de hockey sobre patines y dejó temas para el análisis. En lo positivo, el buen nivel de los equipos. No sólo de los sanjuaninos sino de los mendocinos y de los porteños. En los de la vecina provincia, se destacaron Murialdo y Casa de Italia, que llegaron hasta semifinales.

En cuanto a la organización (conjunta de los equipos sanjuaninos) prácticamente sin defectos. En un lugar -el “Cantoni”- que además de ser histórico ahora hay que agregarle su modernismo y excelente iluminación.

La gente, que respondió en los momentos precisos. Porque asistió en buen número a la jornada inaugural, igual que a cuartos de final y semifinales. No mostró un buen número en las dos últimas jornadas de la ronda clasificatoria. Pero llenó el estadio como hacía varios años no pasaba en la gran final entre los vecinos del Pueblo Viejo.

Y, en el lunar de lo negativo, la falta de respeto en algunos jugadores cuando tuvieron que enfrentar situaciones adversas. Como los titulares de Murialdo que fueron suspendidos por protestar airadamente contra los árbitros y no pudieron estar en el último partido.

 

 

>>  La grandeza de Carlitos López

 

En la premiación tras la final, los jugadores de Social recibieron sus medallas de subcampeones. Cuando le tocó el turno a los campeones de Concepción, la mayoría de los decanos ya se las habían sacado. Carlos López no sólo la tenía puesta sino que ante una “pregunta” con los ojos de Nico Gutiérrez sobre si se podían ir antes que el Azul recibiera la Copa, le dijo que no y que se quedara a aplaudir. Un grande adentro y afuera de la cancha.

Fuente: Diario de Cuyo

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

*

Translate »