Noticias Destacadas
Inicio » Noticias » España recupera el trono con una nueva generación de oro
España recupera el trono con una nueva generación de oro

España recupera el trono con una nueva generación de oro

El oro en el Europeo de A Coruña confirma el potencial de la selección que el año pasado ya recuperó el cetro mundial

El hockey patines español reinó durante más de una década a nivel de selecciones a partir del cambio de siglo, una generación que comenzó una racha ganadora en el Europeo 2000 y que estiró sus éxitos durante más de una década con un bloque compacto y nombres que hicieron historia como Pedro Gil. El bravo delantero estuvo a las duras y a las maduras, también cuando aquella generación no encontró relevo y comenzaron a llegar las derrotas. Pero la mejor selección española ha vuelto, y de nuevo es campeona del mundo y de Europa simultáneamente, gracias a un bloque joven que anticipa lo mejor para el futuro.

La victoria de España en la final del Europeo de A Coruña ante Portugal supone la culminación de todo lo bueno que apuntó la selección hace un año, en los World Games de Nanjing (China), que debutaban para acoger los campeonatos mundiales de todos los deportes del patinaje rodado. Allí, de la mano del técnico Alejandro Domínguez, se consolidaron nombres como los de Pau Bargalló e Ignacio Alabart, que acabaron recuprrando el título mundial para España. Y solo un verano después, el reto está completado con la exhibición de la selección en el Europeo, que ha sabido encontrar la forma de derrotar a una Portugal que en los últimos años, gracias también a una buena hornada de jóvenes, había tomado la medida a España e incluso se permitió el lujo de ‘robar’ a su gran rival un Europeo en casa, Alcobendas.

España cerró el Europeo de A Coruña invicta y con grandes sensaciones en semifinales, ante una Francia claramente al alza, y en la final ante Portugal. Con un equipo que solo experimentaba dos cambios respecto a los diez hombres que ganaron el oro mundial en China el año pasado (Sergi Fernández por Puigbí y Ferran Font por Jordi Burgaya), el juego de los de Domínguez fue sólido hasta el final, bien sustentado por la clave más decisiva en este deporte: la portería. regresaba a ella el blaugrana Sergi Fernández tras cinco años de ausencia, y coincidiendo con una temporada redonda en su club junto a Egurrola, y Sergi fue absolutamente fundamental, en especial en la final ante Portugal. Pero Domínguez remitía ayer nuevamente al bloque, más allá de individualidades: “Sergi estuvo tremendo, pero son diez tíos que creen en el modelo y se llevan bien. No hay nada más fuerte que eso”.

Fuente: MD

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »