contra un PAS Alcoy que compitió a logrande, llegando a igualar el encuentro, también de penalti. El orgullo de los gerundenses se vio reflejado en el segundo gol, nuevamente de Palau, antes del descanso.

Ya en la reanudación, Oriol y Manuel García sentenciaron el choque. Antes, sin embargo, el Patín Alcodiam Salesiano tuvo una falta directa que de esta forma hubiera podido haber recortado distancias en el marcador, pero Guimaraes falló dicha pena máxima. Al final de la bocina el electrónico reflejaba un 4-1 a favor de los catalanes y por lo tanto el equipo de Sergi Punset se volvió de vacío de tierras catalanas.

Fuente: Alcoyinforma