MV-La Opinión

El Liceo se queda sin margen de error en la Liga Europea después de perder contra el Sporting un partido muy igualado en el que los portugueses marcaron dos goles de carambola

Liceo y Sporting empataron en hockey sobre patines pero los portugueses ganaron al billar francés, esa modalidad en la que los jugadores tienen que mandar la bola por las tres bandas de la mesa. Porque en un partido muy igualado e intenso, con muchas ocasiones y paradas de los dos porteros, al luso Angelo Girão le tocó la cara -aunque la mala suerte le llegó al final porque terminó el encuentro lesionado- y a Xavi Malián claramente la cruz. Dos de los cuatro goles de los visitantes, el segundo y el cuarto, fueron de carambola. Porque la bola, antes de tocar el fondo de las redes de la meta, impactó antes en un palo y después en la espalda del portero verdiblanco. Especialmente decisivo fue el segundo, tras una directa de Pedro Gil. Cuando las fuerzas están tan igualadas, cuando el Liceo había hecho tanto para merecer más, dos golpes de fortuna así son demasiado contra lo que luchar.

 

Por martin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »