Noticias Destacadas
Inicio » Noticias » El hockey renace con la Copa Intercontinental
El hockey renace con la Copa Intercontinental

El hockey renace con la Copa Intercontinental

El Barça se lleva el título en una final fantástica

Podríamos decir que el FC Barcelona ha tocado techo ganando la Copa Intercontinental y convirtiéndose en el mejor equipo del mundo en la actualidad. Pero esto sería falso porque el Barça de Edu Castro no parece tener límites y mientras la ilusión y el hambre de títulos de sus jugadores no desfallezca, este equipo es ahora mismo el favorito para llevarse dentro de unos meses el OK Liga, la Liga Europea y la Copa.

No tenemos ahora mismo muchas referencias de otras épocas, pero todo parece indicar que esta Copa Intercontinental es la mejor que se ha disputado nunca en toda la historia del hockey. El formato de final a cuatro ya se estrenó en Reus, pero el incomparable marco del Aldo Cantoni, abarrotado con unas 8000 personas, junto con una impecable organización, hacen de este torneo que parecía muerto hace años, un los más glamurosos ahora mismo. Más de uno debería tomar nota aquí sobre cómo se deben hacer las cosas, en especial teniendo en cuenta la oportunidad de los World Roller Games de este verano que, si nadie se ilumina, lanzaremos por la borda organizando un aburrido y repetitivo mundial de selecciones. Por favor, tome notas, el futuro del hockey pasa ahora mismo por los clubes y no por las selecciones.

Volviendo a la final de la Copa Intercontinental y dejando de lado el ambiente, el partido que ofrecieron Porto y FC Barcelona fue un espectáculo de hockey ofensivo. Toda la carne estaba en la parrilla y ver en una final así hombres como Pablo Álvarez, Nalo García, Sergi Panadero, Carles Grau, Gonçalo Alves, Sergi Fernández, Aitor Egurrola, João Rodrigues y los que nos dejamos, es un auténtico regalo. Todos del primero al último se vaciaron para ganar este título. Incluso nos obsequiaron con una prórroga -gracias a Dios, sin gol de oro- que no se hizo nada pesada aunque algunos mirábamos el partido en pijama en el sofá y ya más allá de las 3 de la madrugada, conscientes que tocaba levantarse a las 7, pero también contentos de vivir el espectáculo de los hombres de Edu Castro y Guillem Cabestany. Hoy la resaca es buena, pero con una sonrisa.

Gracias por el espectáculo!

Fuente: OKCAT

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »