Hockey sobre patines. La primera vuelta de la OK Liga se ha cerrado con los favoritos en su sitio y algunas sorpresas como la gran labor del Caldes, el equipo revelación, o la floja actuación del Girona

Albert Campos – BARCELONA

La clasificación de la OK Liga al final de los primeros quince partidos, la mitad de la competición, es bastante previsible respecto a lo que se podía esperar al inicio de la temporada, pero, como siempre, hay algunas sorpresas positivas y negativas puntuales que mantienen viva la emoción, y la seguridad que se pueden reproducir en la segunda vuelta en conjuntos diferentes. Como era de esperar, el Barça Lassa es el líder al final de la primera vuelta y tiene el título honorific de campeón de invierno. Es el único equipo que se ha mantenido invicto durante las quince jornadas y sólo ha cedido tres empates. El HC Liceo, a pesar de la derrota en casa contra los azulgrana en la primera jornada, supo situarse en la segunda posición y ha perseguido a los azulgrana. Ahora está a cuatro puntos.

Segundo bloque ajustado

En un segundo apartado ya cierta distancia de los dos primeros -cinco puntos-, hay un grupo de cuatro equipos con un solo punto de diferencia entre cada uno de ellos. El Reus Deportiu Miró, con un equipo renovado, se ha mantenido invicto hasta esta última jornada. Le ha costado mantener la regularidad de las victorias, pero en partidos complicados ha sacado empates. Lo hizo en la pista del Liceo, el segundo, y en casa contra el Barça, el líder. Justo detrás de él se ha situado la revelación de la primera vuelta, el Recam Láser Caldes, que ha llevado una gran trayectoria y, aunque contra los grandes equipos no ha puntuado, ha sabido ganar los rivales que tocaba y ha tenido contadas tropiezos . Ver el Caldes en el segundo y el tercer lugar ha sido una buena sorpresa. El Noia Freixenet siempre ha estado en la zona media-alta, ha hecho muy bien su trabajo y ha puntuado contra equipos potentes como el Reus o el Barça, siendo el primero que sumó puntos contra los azulgrana. El Lleida Lista mostró su gran potencial y siempre ha estado en los primeros lugares jugando de tú a tú con el Barça -empat- o el Liceo -victòria-, pero ha tropezado un par de veces y ha bajado alguna posición. Ha consolidado el equipo que destacó el curso pasado y ha tenido mucho mérito, ya que lo ha hecho sin patrocinador.

El Igualada Rigat ha quedado solo en una zona del centro de la mesa. Está lejos de la zona baja y se ha descolgado de los primeros. Los igualadinos han ganado los equipos que tenían que ganar, pero contra los grandes no han puntuado. En esta zona, lejos de arriba ya cierta distancia de la zona peligrosa, están el Voltregà Stern Motor y el Calafell Todo el Año, junto con el Lloret Villa Deportiva y el CP Alcobendas, que en la última jornada han quedado más cerca del descenso. El Calafell y el Alcobendas volvieron a la máxima categoría y nunca han ocupado un lugar en la zona de descenso.

Algunos nombres propios

Dejando de lado las estrellas consagradas en una competición como la OK Liga, en esta primera vuelta ha habido algunos nombres propios que han destacado positivamente. Pau Gilabert ha sido uno de los destacados en el recién ascendido Sant Cugat y Gerard Pujol ha mostrado su habilidad en las faltas directas en el Calafell. Se ha revelado como el mejor experto en las faltas directas Marc Julià, que ha brillado en el Reus en su regreso a la competición estatal. En los grandes conjuntos, Ignacio Alabart ha ido haciendo un hueco en el Barça con su juego eléctrico.

INVICTO

El Barça ha sido el único equipo que ha puntuado en los quince partidos que ha disputado

FUERTES EN CASA

El Reus y el Noia no han sido derrotados ante su afición en la primera vuelta

DEBUT HISTÓRICO

El Sant Cugat se estrenó en la OK Liga y sumó su primer punto contra el Liceo

Cinco equipos inmersos en la lucha por la permanencia

La lucha por no perder la categoría la temporada que bajan cuatro equipos está siendo intensa y en la primera vuelta ha implicado mayoritariamente cinco equipos. Los cuatro que ahora ocupan los puestos de descenso, el CITYLIFT Girona, el PAS Alcoy, el CE Vendrell y el PHC Sant Cugat, y el CP Vic, que en las últimas jornadas ha salido de las plazas comprometidas. Los gerundenses no hicieron un buen inicio de campaña y en el ecuador de la primera vuelta entraron en zona de descenso. Hubo cambio de entrenador y Ramon Benito dejó su lugar a José Enrique Torner, pero el equipo no reaccionó y ahora es el colista. Cinco derrotas seguidas y nueve partidos sin ganar pesaron demasiado. Una decepción para un equipo que este año ha debutado en una competición europea. El Vendrell y el Alcoy esperaban estar más arriba, pero siempre han estado en las últimas posiciones luchando por sacar la cabeza sin conseguirlo. El Sant Cugat, debutante en la máxima categoría, ha asumido muy bien que esta es su lucha y ha ido sumando puntos que mantienen la ilusión por la permanencia. El Vic ha acabado la primera vuelta fuera de la zona peligrosa, pero estuvo hundido muchas jornadas. Siete partidos seguidos sin perder la han hecho salir del descenso.

Fuente:lesportiudecatalunya.cat

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »