Noticias Destacadas
Inicio » Noticias » Una marea rosa y cuatro en el corazón de la Carrera de la Mujer
Una marea rosa y cuatro en el corazón de la Carrera de la Mujer

Una marea rosa y cuatro en el corazón de la Carrera de la Mujer

La séptima edición de la prueba, que reunió a 7.500 participantes en el paseo marítimo de A Coruña, homenajeó a las cuatro mujeres asesinadas por la violencia machista en días previos a la prueba

La Carrera de la Mujer de A Coruña batió su propia marca. El paseo marítimo de A Coruña se abarrotó en una jornada alegre, lúdica y festiva, al tiempo que especialmente reivindicativa. Nada menos que 7.500 mujeres de todas las edades vistieron la inequívoca camiseta rosa en homenaje a otras 4 a las que esta misma semana la barbarie machista no dejó vivir más. En Valga Sandra, Alba y María Elena fueron acribilladas a tiros, mientras Adalid, quien este mismo año había participado en la Carrera de la Mujer de Valencia, murió asesinada en Madrid. Cuando el grito «nos queremos vivas» con que acabó el manifiesto previo a la salida de la prueba aún resonaba en el emocionado ambiente, las zapatillas comenzaron a volar sobre el asfalto.

Paula Mayobre, ganadora en el 2017, pulverizó los registros de los últimos años para subirse de nuevo al escalón más alto del podio. Con un amplio currículo en el atletismo, invirtió 22 minutos y 41 segundos en recorrer los 6,5 kilómetros de recorrido hasta la Torre de Hércules y vuelta hacia la meta del Palacio de los Deportes. La aresana se convirtió así en la primera mujer que se adjudica en más de una ocasión la prueba de la marea rosa, una de las más multitudinarias, animadas y divertidas del calendario coruñés, que este domingo alcanzó la séptima edición con una excelente salud. Por detrás se clasificaron Leticia Fernández (segunda con 23.57) y Jennifer Vega en tercer lugar con un registro de 25.47.

La madrina de esta carrera fue la jugadora coruñesa de hockey sobre patines María Sanjurjo, quien está completando un 2019 de ensueño después de proclamarse campeona de la Copa de la Reina y, este mismo verano, campeona del mundo con la selección española. «Que yo esté aquí es una buena manera de premiar lo que hacemos las chicas en el deporte. Me gustaría representar a todas las mujeres que se dedican al deporte, sea profesional o no», comentó la joven, que no pudo participar esta vez en la prueba debido a los compromisos con su club, el Gijón. Su ejemplo guio a las 7.500 y 4 más que este domingo volvieron a la vida de la mano de esta imparable marea rosa, donde el esfuerzo y el buen rollo se dieron la mano con la reivindicación.

Fuente: La Voz de Galicia

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »